Sociedad predeterminada

Estándar

Todos sabemos de dónde venimos y cuáles son nuestros principios en este mundo, nuestros primeros pasos, nuestras primeras veces, pero no sabemos a dónde vamos y dónde nos dirigimos, pero igualmente seguimos un camino, para algunos difusos, para otros dejando una huella bien marcada de sus pasos. Nos dejamos arrastrar por la corriente y en muchas ocasiones es difícil seguir nuestro propio camino, pero cuando lo hacemos siempre nos encontramos con detractores de nuestro comportamiento, nuestra actitud, nuestros pensamientos. Por eso muchas veces miramos atrás como si necesitáramos partir de cero y volver a empezar. Esa mirada a nuestra tierra de donde una vez decidimos marchar para no volver aunque en el fondo quieras hacerlo ya te ves envuelto en una masa de gente donde todos son diferentes pero todos tienen algo en común, los estereotipos, convencionalismos, y demás miserias humanas. El que es capaz de moverse a contracorriente es aquel al que todo el mundo señala porque es diferente y piensa diferente, muchos intentan ser diferentes pero cuando lo hacen sólo les queda dos opciones seguir o volver a sumarse a la masa y moverse al ritmo como si de un banco de peces se tratara, que hacen remolino siguiendo todos el mismo sentido de una manera automática sin pensar qué es lo que están haciendo o por qué lo están haciendo. La sociedad nos aborda, nos invade, nos ciega ante lo evidente, nos tapa los oídos, nos quita el gusto, el tacto, nos alienta a tirarnos por un precipicio sin final. Cómo quitarte esa losa para volver a reencontrarte contigo mismo, eso es lo difícil de todo que llega un momento que ya ni te conoces, cuando quieres tomar una decisión muchas veces puedes pensar, ¿estará bien dicho, habré hecho bien, habrá llegado mi mensaje, será correcto mi comportamiento?, todas estas preguntas son gracias a lo condicionados que estamos desde el momento justo en que nacemos, ya nos empiezan a decir qué está bien y qué está mal siempre al parecer de otras personas. Por eso cuando eres adolescente que es el momento justo cuando ya empiezas a cuestionar argumentos, actos, etc., le llaman rebeldía y no son capaces de llamarlo por su nombre PENSAR POR TI MISMO. Liberémonos de nuestras cadenas sociales marcadas por otras personas que ni si quiera hemos oído hablar alguna vez y sigamos nuestros instintos, y hagamos nuestra propia sociedad con nuestros pensamientos y no con pensamientos predeterminados.

ADELANTE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Angelo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s