Mundos distintos, misma tierra

Estándar

imagen entrada mundo

Madrid, centro urbano y de diversidad en su máxima expresión. Por estas tierras cuando vas caminando por la calle puedes apreciar lo distinto de sus gentes, que cada uno inmerso en su mundo interior muestran la fachada que identifica a cada individuo a través de sus vestimentas que son la bandera que les identifica hacia el mundo exterior que puede ser una máscara de lo que quieren que el resto vea o bien muestran el interior de su alma a través de sus ropas. Madrid está compuesto de distritos con su propia identidad, un día puedes ir caminando por el centro, Gran Vía, y ser la persona más superficial del mundo que es lo que transmite al ser el centro donde convive la rivalidad comercial, la moda, las tiendas y distintos colores que el iluminado nocturno puede pintar sus calles y fachadas invitando a disfrutar de la vida después de la caída del sol. Cuando entras en una tienda donde venden lo último en la tendencia de la moda la realidad te golpea cuando ves a alguien pidiendo al lado de la puerta de un establecimiento donde la ropa es cara, eso no se puede tapar con un dedo porque ahí está, pero la corriente del consumismo de una manera indirecta te invita a no mirar alrededor y la gente entra en la tienda y cuando sale ya no se acuerda de quién estaba en la entrada.

Otro día puedes ser una persona humilde, obrera que lucha por la precaria supervivencia que ofrece los escasos trabajos que se pueden realizar en los tiempos que vivimos, tomar tu cerveza en un bar donde seguro encontrarás gente ya experimentada con el paso del tiempo quejándose de la actual juventud y a su vez alabando la divina juventud la cual ellos ya no poseen y de paso tener alguna que otra charla de política de barrio. También existen barrios donde lo bohemio y la diversidad cultural es evidente, esa imagen te hace soñar que estás en el mundo real donde la gente vive, sobrevive y convive en sociedad siendo de sitios tan distintos y culturas tan distintas que enriquecen el alma, dentro de una tierra que no es la suya les puede ofrecer para su bienestar o para su incomodidad cuando ves a algunas personas personas viviendo en la calle y que no les queda más remedio que hacerlo así. La variedad está servida en estas tierras madrileñas donde los sueños que se hacen realidad conviven con la pesadilla que nadie quiere vivir pero que existe aunque muchas veces cuando se habla de Madrid lo primero que la gente piensa es en el centro, luces y colores, vida nocturna. Cuando vives aquí es distinto porque puedes apreciar todos los aspectos que sólo estando aquí puedes observar. Madrid enamora mires por donde lo mires, sus calles, sus bares centenarios, sus gentes, sus barrios, sus parques. Nunca dejaría de escribir sobre esta tierra tan variopinta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s